Asegúrate de prevenir

Sitio desarrollado por COPO Diseño

Todos los derechos reservados por CAS Asesor de Seguros 2014

Los 5 sucesos económicos que moverán a México en 2013

Francisco Muciño

En 2012, México tuvo sucesos que marcaron su devenir en materia económica, como la aprobación de la reforma laboral, la presidencia del país en el G20, que le dio mayor presencia internacional, y las elecciones presidenciales.

2013 se espera con cambios aun más importantes y que incidirán directamente en el desempeño económico y del país. Algunos de estos hechos son reformas que ya venían esperándose desde hace varios años, y otros dependerán de la situación internacional.

Por eso, te presentamos los 5 sucesos a los que estarán atentos los mercados en México en 2013.

1. Subsidio a gasolinas

Durante 2012, el subsidio a las gasolinas y al diesel superaron las previsiones esperadas por el gobierno. De enero a septiembre, este apoyo fue de 168,198 millones de pesos, tres veces superior a lo que se tenía estimado, según reportó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, declaró el pasado 10 de diciembre en la Cámara de Diputados que cada mes se revisará el subsidio que se otorga al precio de los combustibles, ya que este apoyo “es regresivo y no apoya a las personas que menos tienen”.

Aunque aclaró que los subsidios a la gasolina y el diesel no se pueden revertir de un día para otro, pues un incremento abrupto provocaría presiones inflacionarias que resentiría la población.

Bank of America Merrill Lynch indicó en un análisis que el deslizamiento al precio de los combustibles será el factor más importante que mantendrá la inflación alta en 2013.

“La brecha contra los precios internacionales sigue siendo amplia, y el subsidio representa alrededor del 1.3% del PIB. Como resultado, creemos que la nueva administración aumentará sus recursos manteniendo la política actual de implementar un incremento mensual de alrededor de 9 centavos o incluso aumentando ese ritmo”, considera el banco de inversión.

2. Cambio en la política monetaria de Banxico

En 2012 se registraron incrementos en los precios de los alimentos que provocaron desviaciones en la meta de inflación del Banco de México (Banxico) de 3%, más/menos un punto porcentual. Pese a ello, el banco central mantuvo su postura monetaria, con la tasa de referencia en 4.5%

El gobernador Agustín Carstens aceptó en octubre pasado que estas desviaciones preocupaban a la institución y que se contemplaba usar los instrumentos de los que se dispone, que al final no se utilizaron.

Aunque más que de eventos internos, la decisión de Banxico de subir la tasa de referencia dependerá del panorama externo. “Si los riesgos de Europa y Estados Unidos descienden lo suficiente, Banxico podría decidir comenzar un ciclo de alza en tasas antes de que la Reserva Federal retire su estímulo monetario. Esto también es un riesgo de que veamos aumentos de tasas hacia finales de 2013”, considera BofA en su análisis de perspectivas para 2013.

3. Reforma energética

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo el pasado 12 de diciembre al diario británico ‘Financial Times’ que espera en el primer semestre del año enviar al Congreso la reforma energética para que ésta se apruebe a finales de 2013.

Aunque aclaró que Petróleos Mexicanos (Pemex) y los hidrocarburos seguirán siendo propiedad del Estado, dijo que es necesaria la inversión privada en el sector, pues, de lo contrario “se estaría perdiendo una enorme oportunidad para el crecimiento”.

Esta reforma es la que más resistencias ha encontrado en el aspecto político, aunque también es de las más deseadas, pues las grandes compañías energéticas, como Shell y Exxon, estarían dispuestas a participar en la inversión privada.

Y aunque el nuevo gobierno pueda lograr los consensos necesarios para sacar adelante la reforma, la modernización de Pemex llevará tiempo. En un análisis, el banco HSBC México indicó que el proceso probablemente lleve de 2 a 3 años, o más, si algunos aspectos de la reforma implican cambios constitucionales.

“Si es aprobada en 2013, su implementación podría prolongarse por el resto del sexenio de Peña”, considera BofA.

4. Reforma fiscal

Esta es otra de las reformas anheladas. El entonces coordinador de transición y ahora secretario de Hacienda, Luis Videgaray, adelantó el año pasado que la reforma fiscal sería una de las acciones del presidente Peña Nieto en su primer año de gobierno.

Aunque no se ha presentado una propuesta formal, esta reforma probablemente modificará la base tributaria del IVA, y posiblemente su tasa general (actualmente de 16%), entrando en vigencia en 2014. Además, se contemplarían reducciones en las participaciones federales en los estados y tener mayor eficiencia en el gasto público.

Esta reforma está encaminada a fortalecer las finanzas públicas y reducir la dependencia de los ingresos petroleros, que actualmente representan alrededor de un tercio de los ingresos totales, señala BofA en un análisis. Aunque, igual que con la energética, sus efectos no se sentirán en la economía hasta años después.

5. Reducción en remesas

Las remesas, los dólares que envían los connacionales desde el extranjero, representan alrededor de 2% del PIB del país. En mayo de 2008, éstas llegaron hasta 2,371 millones de dólares (mdd), pero después de la crisis llegaron a 1,323 mdd en enero de 2010, de acuerdo a estadísticas de Banxico.

En abril de este año se recuperaron hasta 2,342 mdd, pero en octubre volvieron a bajar hasta 1,777 mdd, 25% menos.

BBVA Research explica en un análisis que se debe principalmente a una baja en el empleo de los migrantes y la relativa apreciación del peso mexicano respecto al dólar.

Carlos Capistrán, economista para México de BofA Merrill Lynch, considera que la caída en remesas reciente está muy relacionada con la incertidumbre alrededor del precipicio fiscal en Estados Unidos.

Aunque se esperan que se recuperen las remesas hacia el país en 2013, un peor panorama internacional podría afectar nuevamente. “No se puede descartar que continúen algunos meses más a la baja, de continuar la debilidad en el empleo en Estados Unidos y un empeoramiento de la situación en Europa”, dice BBVA.

Recuperado de El Cuarto Poder